Paquetes turísticos: ventajas y desventajas

Muchas veces hemos escuchado esta pregunta: ¿cuáles son las ventajas y las desventajas de viajar mediante paquetes turísticos? Pues bien, nos ponemos manos a la obra para responder esa pregunta y traerte info sobre paquetes turísticos. Podés conocer más acá.

Paquetes turísticos vs. viajes libres

Todo, absolutamente todo en esta vida puede ser interpretado de diversas formas. Y los paquetes turísticos no son la excepción que confirma la regla, ¡al contrario!

Algunos extremistas podrían decir que los paquetes turísticos son para un tipo de persona, mientras que el viaje libre lo es para otro.

En el primer caso, hablamos de individuos estructurados y cómodos, que necesitan de seguridad para sentirse a gusto y que disfrutan de la artificialidad del lujo.

 

 

En el segundo caso, se trata de individuos aventureros, a quienes les gusta la naturaleza y no le temen a los desafíos y a la libertad, que quieren conocer las cosas por sus propios medios y en primera persona por medio de testimonios directos y originales.

Ninguna de las dos tipologías es justa, porque se trata de exageraciones y no necesariamente ambos estilos son irreconciliables o antagónicos.

Lo más significativo es que existen momentos en donde uno se siente más inclinado a uno u otro tipo de viaje. Así que la primera recomendación es simple: escuchar qué queremos y qué podemos hacer según el momento de la vida que estemos atravesando.

Según qué respondamos, podremos disfrutar concienzudamente de los beneficios de un paquete turístico o de ir improvisando nuestro viaje según los azares de la ruta.

Ventajas de los paquetes turísticos

  1. Planificación. Cualquier paquete turístico que elijas demandó trabajo de investigación, comparación, diseño y más, todo orientado a ofrecer la mejor alternativa de acuerdo con gustos, deseos y presupuestos.

Esto implica que si sos el viajero, solo tenés que confiar en tu agencia. Ellos se ocuparán de darte el mejor plan.

  1. Garantía y seguridad. Insistimos en que los paquetes turísticos son desarrollados por profesionales especializados en el área. De este modo, el usuario puede despreocuparse por percances previsibles, como demoras o inconvenientes de reservación.

Hay planes que incluyen absolutamente todo: desde el transporte del momento cero cuando cerrás tras de vos la puerta de tu hogar hasta cuando la abrías a tu vuelta.

  1. Comodidad. No tenés que invertir tiempo en diseñar tus vacaciones. Ya lo hacen otros por vos. Solo tenés que dedicarte a entrar en el mood correcto para disfrutar tu merecido viaje después de la rutina estresante.
  2. Control de gastos. Al ser un paquete cerrado, ya sabés exactamente cuánto vas a gastar antes de salir de casa. Los paquetes suelen incluir y prever cualquier tipo de gasto que incumba directamente con el bienestar durante tus vacaciones.

Por supuesto, tendrás que definir cuál será tu presupuesto para gastos extra, como recuerdos y regalos, por ejemplo.

  1. Guía. Si tu plan lo incluye, podés contar con guías para poder capitalizar al máximo cada momento de tu viaje. Y, atención, guías capacitados y confiables, especialmente necesarios si no dominas el idioma extranjero.

 

Desventajas de los paquetes turísticos

  1. Tu libre albedrío se limita. Esta es la principal desventaja para su detractores, quienes suelen tener parte de razón: en este tipo de viaje, cada mínimo detalle está planificado, por lo tanto, no tenés libertad a moverte a tus anchas. De hecho, incluso probablemente tengas que compartir tus excursiones y otros planes con grupos guiados.
  2. Riesgo de aburrimiento. ¿Quieres romper con la monotonía de tu rutina? Entonces tal vez un paquete turístico no sea lo que necesitás, ya que, sobre todo si son vacaciones extensas, pueden tornarse monótonas, en especial si los hospedajes están lejos de las ciudades.
  3. No podés tomar decisiones de última hora. Esto está un poco extramado tal vez: podés tomar decisiones de última hora, pero probablemente pierdas tu inversión, ya que no podés cambiar tu itinerario o tu agenda a último momento, puesto que vos mismo accediste a comprar un plan integral.

¿Te encantó la excursión a aquella ciudad y quisieras hospedarte ahí? Pues bien: rescindí tu contrato y hospedate donde quieras, o seguí con lo pautado.

  1. Gastos extra. Debés saber exactamente qué está y qué no está incluido en cualquiera de los paquetes turísticos que contrates para no llevarte sorpresas desagradables. Sorpresas, por lo demás, bastante más habituales de lo que uno desearía.

En definitiva, los paquetes turísticos tienen cosas buenas y malas, pero dependiendo del tipo de viajero que seas te convendrá o no.

No nos olvidemos tampoco de que también existe la opción de contratar una agencia para que nos planifique un viaje totalmente a nuestra medida. Solo que, en estos casos, este tipo de paquete suele ser más caro.

 

Por lo demás, se pueden contratar paquetes flexibles, que te den todo lo que respecta a las ventajas, pero también tus espacios para hacer lo que tengas ganas según el azar.

Recordemos, asimismo, lo que decíamos al principio de esta nota: todo depende del momento de nuestra vida. No es lo mismo, ni por asomo, una luna de miel, unas vacaciones de amigos y un descanso diagnosticado por un médico luego de una operación.

Y también tengamos presente qué tipo de viaje disfrutamos más y cuál es nuestra personalidad. Si toda la vida amamos el camping, tal vez sea duro adaptarse a la rutina de un all inclusive.

Sin embargo, si nos gustan las facilidades y cierto lujo a precio accesible, probablemente un all inclusive sea la mejor opción.

¡La elección está en tu mano!