¿Cuáles son las características del aceite de palma?

Los aceites de palma son un producto que se obtiene al procesar los frutos de esta planta, convirtiéndose en el aceite natural más utilizado de la actualidad gracias su versatilidad y sus beneficios para la salud.

Al principio la palma se cultivaba solamente en África occidental, pero al apreciar sus propiedades y la cantidad de usos que se le podía dar, el cultivo de palma comenzó a ser transportado hasta América y Asia, siendo hoy un cultivo masivo de la planta.

Características mas llamativas de este aceite

Al ser el aceite de palma tan codiciado, muchos se preguntarán cuales son las características que lo hacen tan llamativo y es que esta planta tiene varias cosas que la hacen predilecta para los empresarios que la cosechan, entre sus características tiene:

*Natural: Como se ha mencionado antes, el aceite de palmiste se obtiene directamente de los frutos de la planta, que con el tratamiento adecuado se puede aprovechar, sin necesidad de utilizar ningún tipo de químico adicionalmente.

*Abundante: Los cultivos de palma son bastantes amplios y aprovechables ya que no poseen un limite en la cantidad de frutos que produce y la planta no queda inutilizable a pesar de que se le retiren los frutos.

*Económico: Nuevamente, al ser un aceite que proviene de plantas que son cosechadas fácilmente y que no exigen muchos cuidados, el aceite suele ser relativamente económico, además su proceso de cosecha tampoco es difícil.

*Versátil: El aceite de palmiste se puede utilizar en infinidad de comidas y preparaciones culinarias, así como en productos de belleza o cosméticos, siendo el reemplazante del aceite de soya por sus amplios usos.

*Nutritivo: Así mismo, el aceite que produce el fruto de la palma es muy nutritivo en cuanto a vitaminas, grasas, carbohidratos y muchos otros minerales como calcio, hierro, fosforo, etcétera, sin embargo, no debe ser consumido en exceso.

¿Por qué el aceite de palma se considera como dañino?

Son varios los estudios e investigaciones que afirman que el aceite de palma es dañino para el organismo gracias a su cantidad de grasas saturadas y que, en algunos casos de abuso, es capaz de provocar cáncer.

Sin embargo, todavía no existen pruebas determinantes de que este aceite tan nutritivo sea el único culpable de que se produzcan daños en el organismo, esto se debe a que en su composición no solo posee grasas saturadas.

Además de esto, el organismo no es el único protagonista, también lo es el medio ambiente, gracias a que la creciente demanda de este aceite a promovido la deforestación de algunas zonas donde se realizan los cultivos de la palma.